Versiculo de la biblia que habla del amor

Se han encontrado 4150 pensamientos de versiculo de la biblia que habla del amor

Compartir Facebook

Era tan hermosa que en el fondo de mi delirante amor me esperaba todavía íntegra toda la locura.

Vladimir Holan

Déjate convencer, duerme esta noche conmigo. Que el amor se encuentra antes si se busca. Mira que casualidad si yo fuera tu hombre y la duda de haberte dado luz no te deja dormir nunca.

Ismael Serrano

El amor era un huésped, la soledad es siempre el compañero.

Julia Prilutzky

Siempre, amor... (¡Y estas dos palabras naúfragas, entre alma y piel clavadas contra el viento!).

Dulce María Loynaz

Sólo el que manda con amor es servido con lealtad.

Francisco De Quevedo

Ya ni quiero decirte que te quiero, silencio del amor, noche entregada.

Vicente Gaos

Todo viejo amor es un recuerdo agradable mientras no interviene la persona que lo inspiró.

Noel Clarasó

El milagro del amor humano, es que, sobre un instinto muy simple, el deseo, se construyen edificios de los más complejos a los más delicados sentimientos.

André Maurois

Dame tu estar, amor, en los extremos, tu presencia y tu infiel sabiduría: por los caminos de la sangre mía ya no sé si es que vamos o volvemos.

Julia Prilutzky

El literato de puerta cerrada no sabe nada de la vida. La política, el amor, el problema económico, el desastre cordial de la esperanza, la refriega directa del hombre con los hombres, el drama menudo e inmediato de las fuerzas y las direcciones contrarias de la realidad, nada de esto sacude personalmente al escritor de puertas cerradas.

César Vallejo

Si hacemos una buena acción simplemente por amor a dios y el convencimiento de que ello le complace, ¿de donde proviene la moralidad del ateo?. . . Su virtud, pues, debe haber tenido otro fundamento que el amor de dios.

Thomas Jefferson

Aprendamos a darnos con amor sincero a nuestro prójimo, solo así podremos nuestros pies sobre la Tierra.

Pedro Pantoja Santiago

La perfección del amor es morir por amor.

Denis De Rougemont

Habla poco, escucha más, y no errarás.

Refrán

El que habla en exceso y sin cordura raras veces pone en práctica lo que dice. El hombre noble nunca teme que sus palabras superen a sus obras.

Confucio

El clima es mío, somos uno, las noches de tormenta... nuestro amor es grande...

Jens August Schade

La felicidad no es posible sin el amor.

Enrique Rojas

El amor y la poesía me embriagan, inocentemente, como al tigre la sangre.

Fernando Arrabal

Noche Del Amor

Ay, qué podré decirte, dulce amada,
joven virgen feliz que no conoces
en un cielo cerrado, suaves roces,
el peso del amor, noche entregada.

Desde este corazón, isla olvidada,
-oye del mar sus clamorosas voces-,
me elevaré hasta ti que desconoces
la flecha que en lo oscuro está clavada.

Los cuerpos se revuelven tan certeros,
guiados del amor, como esos astros
que, arriba, sólo ven tus ojos puros.

Órbita de pasión y verdaderos,
resplandecientes e infalibles rastros.
Celestes nuestros cuerpos aunque oscuros.

Vicente Gaos

Donde no hay vino no hay amor.

Eurípides

La vergüenza, el amor, el orgullo, todo hablaba en mí al mismo tiempo.

Fiodor Mijailovich Dostoievski

Después del amor, la simpatía es la pasión divina del corazón humano.

Edmund Burke

El amor es la religión a mejor precio.

Cesare Pavese

Recuerda El Poeta Los Primeros

TIEMPOS DE SU AMOR

Déjame que del tiempo de otro día
miré prados de amor, recuerde aroma,
y en el agua pasada la paloma
moje otra vez el alma en que bebía.

Que si ha ganado el tiempo la porfía
y ya la nieve por la sien asoma
fuego otra vez cada ceniza toma
y un campo de pasión hay todavía.

Déjame que confunda en tu cintura
lunas perdidas, que la luna nueva
no contó el tiempo ni perdió blancura.

Alma y cabellos el pasado nieva
pero la llama es fiel y a la ventura
hoy, como ayer, tu corazón me lleva.

Luis López Anglada

Reemplazar el culto a dios por el respeto y el amor a la humanidad. Nosotros proclamamos a la razón humana como único criterio de verdad. La conciencia humana como base de justicia; la libertad individual y colectiva como única fuente de orden en la sociedad.

Mikhail Bakunin