Dedicatorias para fallecidos

Se han encontrado 3412 pensamientos de dedicatorias para fallecidos

Compartir Facebook

Ebrio placer es, para quien sufre, apartar la vista de su sufrimiento y perderse a sí mismo.

Friedrich Nietzsche

La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.

Abraham Lincoln

Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.

Albert Camus

Con múltiple espejo captaba yo aun su mirada cuando su boca estaba cerrada, para que me hablaran sus ojos. Y sus ojos me hablaban, en efecto.

Friedrich Nietzsche

Mucho me falta para ser un verdadero padre de la patria, me contentaría con ser un buen hijo de ella.

Manuel Belgrano

Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos.

Juan Pablo Duarte

Desde la mitad de la vida hacia adelante, solo permanece vital aquel que está preparado para morir con vida.

Carl Jung

El amor de mi hombre no querrá rotularme y etiquetarme, me dará aire, espacio, alimento para crecer y ser mejor, como una revolución que hace de cada día el comienzo de una nueva victoria.

Gioconda Belli

Para el que quiere, siempre hay trabajo.

Refrán

¿para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?.

Bertrand Russell

Tierna mariposa, soy el mismo que hizo dios para hacerte feliz.

Ricardo Arjona

La existencia de la Biblia como texto para el pueblo es el más valioso bien que posee el género humano. Todo intento de menospreciarla constituye un crimen contra la humanidad.

Inmanuel Kant

No hay un espectáculo en la tierra más atractivo que contemplar a una mujer hermosa cocinando para el hombre que ama.

Tom Wolfe

La atención es la aplicación de la mente a un objeto; el primer medio para pensar es escuchar bien.

Jaime Balmes

Para ir adelante de los demás, se necesita ver más que ellos.

José Marti

Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.

Henry Ford

Brazos que te sujetaron para alejarte de mí, ¡a mí sí que me salvaron!.

Concha Méndez

La razón no sirve para la existencia.

Ernesto Sábato

El destino puede seguir dos caminos para causar nuestra ruina: rehusarnos el cumplimiento de nuestros deseos y cumplirlos plenamente.

Henry Frédéric Amiel

Froto mi corazón para traerte entero hacia mí, así tal como sos, como te amo, con todas tus queridas palabras tus rabias, tus silencios inquietantes, la dulzura que descubrí como inagotable panal de miel para empalagarme y llorar de alegría contra tu sombra dormida en la almohada de la noche.

Gioconda Belli

Vivimos en una época que lee demasiado para ser sabia y piensa demasiado para ser hermosa.

Oscar Wilde

Que cada hombre construya su propia catedral. ¿Para qué vivir de obras de arte ajenas y antiguas?.

Jorge Luis Borges

El jurado está compuesto por doce personas elegidas para decidir quien tiene el mejor abogado.

Robert Frost

La vida es una cosa demasiado importante para hablar de ella seriamente.

Oscar Wilde

Pensándolo bien no hay otra solución para el progreso del hombre que un honesto día de trabajo, las decisiones tomadas diariamente, las expresiones generosas y las buenas acciones del día.

Ralph Waldo Emerson